Incendios, tormentas, calor abrasador… Italia vive “uno de los días más complicados de las últimas décadas”

Roma (EFE).- El ministro de la Protección Civil italiana, Nello Musumeci, declaró que “hoy es uno de los días más complicados de las últimas décadas” en el país “debido a las tormentas, tornados y granizadas en el norte y el calor abrasador e incendios devastadores en el centro-sur”. 

“Mientras lloramos a las tres víctimas de estas veinticuatro horas, siento que tengo que agradecer a los Bomberos, a los responsables y voluntarios de Protección Civil, a la Policía, a los trabajadores forestales y a todos aquellos que se movilizan en las trincheras más difíciles en estas horas. Hoy hay que contener los daños ¡Y son muchos!”, agregó Musumeci a los medios.

En una entrevista radiofónica, la primera ministra, Giorgia Meloni, aseguró que se sabía “que hoy sería un día muy complicado”.

“Es una situación compleja pero Protección Civil está movilizada, ninguno de los bomberos se fue de vacaciones y lo digo para agradecer su trabajo a estas personas. Estamos siguiendo minuto a minuto la situación, que es delicada”, señaló Meloni.

Devastadora tormenta en el norte y tres víctimas mortales

Una violenta tormenta, acompañada de rayos y ráfagas de viento repentinas causó durante la madrugada importantes daños en el norte del país y sobre todo en Milán, donde numerosas calles han quedado inundadas y han caído decenas de árboles.

La espectacular tormenta eléctrica que alcanzó su punto máximo a las 4.00 hora local (2.00 GMT) ha dejado muchas calles de Milán impracticables, por lo que esta mañana se han vivido importantes problemas de circulación y en el transporte público. 

El mal tiempo que está afectando al norte de Italia se cobró este lunes su primera víctima en Lissone, en la provincia de Monza, cuando un árbol cayó sobre el coche de una mujer de 58 años que iba a trabajar.

Horas después, durante la noche, falleció una joven por la caída de un árbol mientras estaba en un campamento en la provincia de Brescia.

La tercera víctima es una anciana de 88 años que murió en su domicilio en San Martino delle Scale, en la provincia de Palermo, a donde la ambulancia no pudo llegar a tiempo debido a los incendios.

Calor extremo e incendios en Sicilia

Mientras que el calor no da tregua en el centro y sur del país, alcanzando temperaturas sobre los 45 grados en Sicilia y Cerdeña, ahora preocupan sobre todo los incendios.

Los fuegos se extienden por la isla de Sicilia, en el sur de Italia. La situación es especialmente grave en la zona de Palermo donde las llamas están amenazando el aeropuerto, que tras permanecer cerrado en las primeras horas de la mañana abrió a las 11.00 horas (09.00 GMT) sólo para las salidas.

En la provincia de Palermo, durante toda la madrugada han trabajado los bomberos para intentar extinguir los incendios que han afectado a las localidades de Alimenusa, Gangi, Blufi, Misilmeri, Cefalù Bolognetta, Santa Flavia, Villabate, Partinico, San Cipirrello y Corleone, donde en algunos casos fue necesario desalojar algunas viviendas afectadas por las llamas mientras que otras quedaron completamente destruidas.

En total se han tenido que evacuar a 1.500 personas por las llamas que amenazan a toda la zona montañosa periférica de la ciudad, según informó Protección Civil. 

La autopista Palermo-Messina está cerrada en el tramo comprendido entre Tusa y Sant’Agata di Militello, en ambos sentidos. 

“La situación en toda Sicilia sigue siendo muy difícil también debido a las condiciones climáticas que complican aún más el trabajo de quienes deben combatir las llamas”, dijo el presidente de la Región de Sicilia, Renato Schifani, quien adelantó que han pedido ayuda para que lleguen bomberos de otras regiones.

Además, tanto en Catania como en Palermo hay varias zonas sin agua y electricidad debido a que el intenso calor está provocando problemas de sobrecargas en los servicios eléctricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados